Gustavo Cerati: las últimas horas del músico argentino antes de caer en coma

0 2

Luego de su presentación en Caracas, Gustavo Cerati expresó que le dolía la cabeza, pero no demostró sentir mayores molestias; poco tiempo después perdió la consciencia a causa de un accidente cerebrovascular.

Las horas que antecedieron este difícil momento que dejó al líder de Soda Stereo en coma no transcurrieron en un lugar cualquiera para el músico: sus últimos recuerdos los guardó sobre un escenario.

El 15 de mayo de 2010 Cerati perdió la consciencia tras ofrecer un concierto en Caracas, Venezuela. Poco después de concluir la presentación le dijo al equipo técnico que lo acompañaba que le dolía la cabeza, pero no demostró sentir mayores molestias. Así lo recuerda uno de los productores del evento, el venezolano Mario Soave, quien trabajó con el argentino desde sus años con Soda Stereo.

«No se veía mal, es como cuando alguien te dice ‘me duele la cabeza’, y uno le responde ‘ah, mira tu’. Él sólo decía ‘me siento medio mal'», recuerda Soave, quien actualmente está radicado en Chile y trabaja como director técnico del Teatro del Lago, en Frutillar.

«Estuve con él y compartimos ese día. Uno no puede hacer una premonición de lo que iba a pasar», agrega el productor, quien comenzó a trabajar con Cerati a través de la productora venezolona Evenpro, en la cual se desempeñaba como gerente de entretenimiento.

Luego se independizó y siguió en contacto con el argentino mediante su empresa de servicios técnicos y de iluminación. «Después de la prueba de audio no había nada extraño», cuenta este productor. «Pero después del concierto se sintió mal y fue a comerse unas arepas (comida tradicional de Venezuela). Luego nos enteramos de que se trataba de un accidente cerebrovascular. A todos nos pilló por sorpresa ese diagnóstico», dice.

Soave pasó mucho tiempo con Cerati y llegó a conocer su sistema de trabajo y ritmo de vida, por eso se atreve a rechazar que haya consumido sustancias nocivas antes de caer en coma.

«Muchas personas dicen tonterías sobre el estilo de vida de Gustavo. Dicen que caía en excesos que no son ciertos. Yo vi que era un fanático del trabajo y por eso la perfección de su música lo sobrevive. Los excesos no eran más que los normales: alcohol, cigarros; de vez en cuando un poco de marihuana, pero nada más», dice en defensa del argentino.

«Trabajaba como burro», subraya, y recalca que «cuando no estaba cantando estaba escribiendo, sino estaba escribiendo estaba en el estudio». Y es a esa prolijidad a la que atribuye el éxito del fallecido rockstar.

«Aunque murió su obra sobrevive, y por eso siempre estará vivo. Creo que Soda es una de las bandas más importantes del rock en español y rompió las fronteras para que otras bandas de la región incursionaran en otros mercados. Fue un trabajo de los tres, no solo de Gustavo. Los tres eran unos verdaderos monstruos de la música», cuenta, aludiendo al baterista Charly Alberti y al bajista Zeta Bosio.

Al igual que todos los que trabajaron con Cerati, Soave sentía una gran admiración por él y lamentó profundamente su muerte. Pero le sirve de consuelo haber visto que en sus últimas horas, el autor de «La ciudad de la furia» pudo disfrutar de lo que más le gustaba hacer: entregar su música a la multitud.

«Tuve la suerte de trabajar en el ultimo concierto que él dio y eso me llena de alegría, porque compartí con él las ultimas notas que salieron de su guitarra». Y esa experiencia significa, sin dudas, ser testigo de un momento clave en la historia de la música latinoamericana.

Después de cuatro años en estado de coma por un accidente cerebrovascular, Gustavo Cerati falleció en la ciudad de Buenos Aires.

El periodista Guido Valeri informó en su cuenta de Twitter sobre la muerte del ex líder de Soda Stereo. También lo hizo el diario El Clarín de Argentina confirmando la noticia. El deceso ocurrió en la Clínica ALCLA.

En la página de Facebook del cantante se publicó el siguiente mensaje: «Comunicamos que hoy en horas de la mañana falleció el paciente Gustavo Cerati como consecuencia de un paro respiratorio», indicó el Dr. Gustavo Barbalace, Director Médico de la Clínica.

La familia confirmó que el cantante sería despedido en la Legislatura Porteña a partir de las 21 horas locales.

«Les agradecemos el respeto y la consideración conque siempre acompañan a nuestra familia».

Lilian Clark, la madre del músico, habló con motivo de su cumpleaños que había sido en el mes de abril, y dijo que continuaban a la espera de un milagro.

«Son cuatro largos años y yo estoy entera, pero los años han venido acompañándome y eso me debilita un poco. Cumple 55 mi nene, y ojalá que sea el definitivo y que, a partir de ahora, pueda contestar él las preguntas. Para mí hoy va a ser un día más para acompañarlo. Está entero, no sufre para nada, así que ahí estamos, al pie del cañón, esperando el milagro», detalló.

CERATI MURIÓ «SIN NINGÚN TIPO DE SUFRIMIENTO»

El director de la Clínica ALCLA, Gustavo Barbalace, afirmó que el rockero argentino murió «sin ningún tipo de sufrimiento» , tras luchar durante cuatro años por su vida a causa de un accidente cerebrovascular.

En sus primeras declaraciones a la prensa, luego de dar a conocer el deceso del ex líder de la banda Soda Stereo, el facultativo dijo que el músico falleció a las 09:00 horas locales (12:00 GMT) del jueves 4 de septiembre, en momentos en que estaba solo en su cama.

«Gustavo murió sin ningún tipo de sufrimiento» , aseveró Barbalace, al tiempo que destacó que en los últimos días el estado de Cerati «no mostraba un decaimiento particular» , sino que se mantenía estable.

El médico que asistió al músico desde octubre de 2010, cuando fue derivado de la clínica bonaerense Fleni, destacó la «comunicación especial» que Cerati mantuvo con su madre Lilian Clark, pese a encontrarse en estado de coma.

Aunque aseguró que «desde lo humano creí que podía haber un milagro» que permitiera la recuperación de Cerati, el director de la Clínica ALCLA aclaró que «desde lo científico sabía que era algo sumamente improbable» .

El 15 de mayo de 2010, Cerati sufrió una isquemia cerebral, que derivó en un accidente cerebrovascular, tras brindar un concierto en Caracas, Venezuela.

Luego de permanecer unos días en un hospital privado de Caracas, el músico fue trasladado a Buenos Aires, donde fue internado en la clínica Fleni, hasta que en octubre de 2010 lo trasladaron a la ALCLA, donde falleció a los 55 años de edad.

La noticia fue confirmada por Barbalace y también por los familiares de Cerati.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.